FÓRMULAS DE FE

Del Catecismo "Jesús es el Señor"

 

Las fórmulas de fe son importantes porque nos permiten expresar, asimilar, celebrar y compartir con los demás las verdades de la fe, utilizando un lenguaje común.

 

La Iglesia, como una madre, nos enseña el lenguaje de la fe para que lleguemos a comprender cuánto nos ama Dios Padre.

 

INTRODUCCIÓN

1. ¿Eres cristiano? 

-                                  Sí, soy cristiano por la gracia de Dios.

 

2. ¿Qué es la gracia?

-                                  La gracia es la participación en la vida de Dios. Es la ayuda que Dios nos da para responder a su llamada.

 

3. 1 ¿Quién es cristiano?

-                                  Es cristiano quien cree en Jesús y ha recibido el Bautismo.

 

3. 2 ¿Qué es creer en Jesús?

-                                      Creer en Jesús es tratarle personalmente, quererle de corazón y confiar siempre en él, según la enseñanza de nuestra madre la Iglesia.

 

4. ¿Cómo nacemos a la vida cristiana?

-                                  Nacemos a la vida cristiana por el don de la fe y del Bautismo, en la Iglesia.

 

5. ¿Cómo aprendemos a vivir como cristianos?

-              Aprendemos a vivir como cristianos escuchando la Palabra de Dios, celebrando la Eucaristía y amándonos como Jesús nos enseñó.

 

6. ¿Dónde aprendemos a vivir como cristianos?

-              Aprendemos a vivir como cristianos unidos a toda la Iglesia, en la familia y en la catequesis, donde nos enseñan a cono­cer, amar e imitar a Jesús.

 

7. ¿Por qué la Santa Cruz es la señal del cristiano?

-                                  La Santa Cruz es la señal del cristiano porque en ella murió Jesús por amor a los hombres, para salvarlos.


LA PROFESIÓN DE LA FE CRISTIANA

 

El Credo, o Símbolo de la fe, resume toda la historia de lo que Dios ha hecho en favor de los hombres.

Lo profesamos en la Iglesia y afirmamos que creemos en Dios Padre, en su Hijo Jesucristo y en el Espíritu Santo.

Unidos a todos los cristianos rezamos el Credo cada domingo, como hicieron nuestros padres y padrinos el día de nuestro Bautismo.

También profesamos la fe cristiana cuando, ante los demás, decimos que somos cristianos y vivimos como discípulos de Jesús.

 

8. ¿Quién nos transmite la Palabra de Dios?

-              La Iglesia nos transmite la Palabra de Dios a través de su vida y especialmente de la Biblia o Sagrada Escritura.

 

9. ¿Qué es el Credo o Símbolo de la fe?

-              El Credo o Símbolo de la fe es la profesión de la fe cristiana, recibida de los Apóstoles.

 

10. ¿Qué profesamos en el Credo?

-              En el Credo profesamos la fe en Dios, por quien todo
existe, y en su plan de Salvación para todos los hombres.

 

11. ¿Cuál es el centro de la fe cristiana?

-                   El centro de la fe cristiana es el misterio de la Santísima Trinidad.

 

12. ¿Qué nos revela el misterio de la Santísima Trinidad?

-                                  El misterio de la Santísima Trinidad nos revela que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son un sólo Dios. Así se manifies­ta que Dios es Amor

 

13. ¿Quién nos ha revelado el misterio de la Santísima Trinidad?

-               Jesús, el Hijo de Dios, es quien nos ha revelado este Misterio. Él nos enseña que Dios es Amor y nos lo da a conocer

 

14. ¿Por qué decimos que Dios es nuestro Padre?

-               Decimos que Dios es nuestro Padre porque nos ha creado, cuida de nosotros y, llevado por su amor, quiere hacernos hijos suyos a imagen de su Hijo, Jesucristo.

 

15. ¿Por qué decimos que Dios es el Creador del cielo y de la tierra? 

-               Decimos que Dios es el Creador del cielo y de la tierra por­que hizo todas las cosas de la nada, libremente y por amor

 

16. ¿Para qué ha creado Dios a los ángeles?

-               Dios ha creado a los ángeles para que lo alaben y le sirvan como mensajeros en la obra de Salvación de los hombres.

 

17. ¿Qué es lo más importante que Dios ha creado?

-               El hombre y la mujer son lo más importante que Dios ha creado. Los creó a su imagen y semejanza, libres, capaces de amar y de conocer la verdad, e iguales en dignidad.

 

18. ¿Dios cuida de toda la obra de la Creación?

-               Sí, Dios cuida de todas las cosas con sabiduría y amor. Especialmente cuida de nosotros porque nos ha hecho hijos suyos.

 

19. ¿Para qué nos ha creado Dios?

-               Dios nos ha creado para conocerlo, amarlo y servirle. Para ser felices con Él en la tierra y después en el Cielo.

 

20. ¿Cuál fue el pecado de Adán y de Eva?

-               Adán y Eva, nuestros primeros padres, tentados por el diablo, quisieron ser como Dios y lo desobedecieron.

 

21. ¿Qué consecuencia tuvo este primer pecado?

-                                  Adán y Eva, al pecar, rompieron su amistad con Dios como consecuencia, perdieron la gracia de la santidad, paz con los hombres y la armonía con la Creación.

 

22. ¿Qué es el pecado original?

-                   El pecado original es la condición de alejamiento de Dios en la que nacemos, como consecuencia del pecado de nuestros primeros padres. Por eso necesitamos Salvación de Dios.

 

23. ¿Abandonó Dios a los hombres después del primer pecado

-                   Dios no abandonó a los hombres sino que tuvo misericordia, de ellos, les tendió la mano y les prometió un Salvador Jesucristo.

 

24. ¿Quién es Jesucristo?

-                   Jesucristo es el Hijo de Dios hecho hombre, que nació de la Virgen María por obra y gracia del Espíritu Santo. E verdadero Dios y verdadero hombre.

 

25. ¿Quién es la Virgen María?

-                   La Virgen María es la Madre de Jesús y Madre nuestra, concebida sin pecado original, que está en el Cielo en cuera y alma.

 

26. ¿Por qué decimos que la Virgen María es Madre de los cristianos?

-                   Porque la Virgen María ayuda a todos los cristianos y pide por ellos a Jesús, su Hijo.

 

27. ¿Por qué llamamos Maestro a Jesús?

-                   Llamamos Maestro a Jesús, porque Él nos enseña a amar Dios y al prójimo.

 

28. ¿Por qué llamamos Salvador a Jesús?

-              Llamamos Salvador a Jesús porque, enviado por Dios Padre, quita el pecado del mundo y hace de todos los hom­bres una sola familia.

 

29. ¿Qué nos enseñan los Evangelios sobre la infancia de Jesús?

-                                  Los Evangelios nos enseñan que Jesús nació en Belén y vivió en Nazaret con María y José. Junto a ellos, creció en sabiduría, edad y gracia ante Dios y ante los hombres.

 

30. ¿Qué hizo Jesús durante su vida pública?

-              Durante su vida pública, Jesús anunció e hizo presente la Buena Noticia de la Salvación: el Reino de Dios ya ha lle­gado a nosotros.

 

31. ¿Qué es el Reino de Dios?

-              El Reino de Dios es la nueva Vida que Dios nos da, que es vivir en justicia, verdad, amor y paz.

 

32. ¿Cómo podemos participar en el Reino de Dios?

-              Podemos participar en el Reino de Dios si creemos en Jesús y, renovados por el Bautismo, amamos a Dios y al prójimo como Él lo hizo.

 

33. ¿Por qué la gente se admiraba al ver lo que hacía y decía Jesús?

-              La gente se admiraba porque Jesús pasó por la vida haciendo el bien con obras y palabras. Así mostraba que Dios quiere salvar a los hombres.

 

34. ¿Por qué Jesús hizo milagros?

-              Jesús hizo milagros porque quería decirnos que con Él ha llegado el Reino de Dios y que creamos y confiemos en Él.

 

 

35. ¿Por qué murió Jesús?

-              Jesús murió porque quiso ser fiel al plan que Dios Padre

tenía de salvar a todos los hombres. Gracias a su vida y

entrega en la Cruz, Dios Padre perdonó nuestros pecados y nos dio una nueva Vida.

 

36. ¿Qué quiere decir que Jesús resucitó de entre los muertos?

-              Quiere decir que Jesús, después de morir y ser sepultado, fue devuelto a la vida por el poder de Dios, su Padre, para no morir jamás.

 

37. ¿Por qué la Resurrección de Jesús es tan importante para la fe cristiana?

-              Porque con la Resurrección Cristo realiza la promesa de Dios en favor de los hombres: darles la Vida nueva que no tendrá fin.

 

38. ¿Cómo participamos nosotros de la Resurrección de Jesús?

-              Nosotros participamos de su Resurrección si creemos que Jesús ha resucitado y, bautizados, esperamos resucitar un día con Él.

 

39. ¿Quién es el Espíritu Santo?

-              El Espíritu Santo es Dios, como el Padre y el Hijo. Él da vida a la Iglesia y la hace Santa.

 

40. ¿Qué hace el Espíritu Santo en nosotros?

-              El Espíritu Santo nos ayuda a comprender lo que Jesús dijo, nos da fuerza para seguirlo, continuar su obra y confiar en Dios Padre.

 

41. ¿Qué es la Iglesia?

-              La Iglesia es la gran familia de los que creen en Jesús y lo siguen; unida por los mismos Sacramentos, tiene como Pastores a los sucesores de los Apóstoles.

 

42. ¿Por qué decimos que la Iglesia es el nuevo Pueblo de Dios?

-              La Iglesia es el nuevo Pueblo de Dios porque, guiada por el Espíritu Santo, camina hacia Dios Padre con Jesucristo, el Señor

 

43. ¿Por qué decimos que la Iglesia es nuestra Madre?

-              Decimos que la Iglesia es nuestra Madre porque ella nos

hace hijos de Dios por el Bautismo, nos alimenta con el Pan

de la Palabra y de la Eucaristía, y nos ayuda a crecer en la

vida cristiana.

 

 

 

44. ¿Cuál es la misión de la Iglesia?

-              La misión de la Iglesia es continuar la obra de Jesús en el mundo hasta el final de los tiempos.

 

45. ¿Qué quiere decir «creo en la resurrección de la carne»?

-                                  «Creer en la resurrección de la carne» es creer que como Cristo resucitó, también nosotros resucitaremos al final de los tiempos cuando Cristo vuelva en su gloria.

 

46. ¿Qué quiere decir «creo en la Vida eterna»?

«Creer en la Vida eterna» quiere decir que creemos que, después de esta vida, Dios Padre nos dará una Vida que durará para siempre.

 

47.¿Qué es el Cielo?

-                                  El Cielo es la felicidad de la que gozan los hombres que están ya con Dios para siempre.

 

48. ¿Qué es el Infierno?

-                                  El Infierno es el sufrimiento de los hombres que, después de la muerte, están separados de Dios para siempre.

 

49. ¿Qué es el Purgatorio? 

- El Purgatorio es el sufrimiento de los hombres que han muerto en paz con Dios, pero que tienen que ser purifica­dos de sus pecados antes de participar en la felicidad del Cielo.

 

50. ¿Qué significa la palabra «Amén», con la que termina el Credo? 

- Decir «Amén» significa que creemos las palabras, las pro­mesas y los Mandamientos de Dios; que nos fiamos total­mente de Él.


 


LA CELEBRACIÓN DEL MISTERIO CRISTIANO

 

Los gestos y las palabras de Jesús continúan hoy vivos entre nosotros a través de los gestos y palabras de la Iglesia: los Sacramentos.

Quienes participamos en la vida de la Iglesia sabemos que en sus palabras y acciones se cumple la promesa de Jesús a los Apóstoles: «Sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo» (mt 28, 20).

 

 

51. ¿Jesús está presente hoy entre nosotros?

-              Jesús está presente hoy entre nosotros cuando la Iglesia ora, proclama la Palabra de Dios y celebra los Sacramen­tos, particularmente la Eucaristía. También está presente en todos los hombres, sobre todo en los más pobres y en los que sufren.

-               

52. ¿Qué sucede cuando la Iglesia celebra los Sacramentos?

-                                  Cuando la Iglesia celebra los Sacramentos nos encontra­mos con Cristo resucitado y recibimos la gracia del Espíritu Santo.

-                                   

53. ¿Cuáles son los siete Sacramentos?

-              Los siete Sacramentos son: el Bautismo, la Confirmación, la Eucaristía, la Reconciliación, la Unción de enfermos, el Orden sacerdotal y el Matrimonio.

-               

54. ¿Cuáles son los Sacramentos que nos inician en la vida cristiana?

-              Los Sacramentos que nos inician en la vida cristiana son: Bautismo, Confirmación y Eucaristía.

-               

55. ¿Qué hace en nosotros el sacramento del Bautismo?

-              El sacramento del Bautismo nos hace hilos de Dios a ima­gen de Jesús y miembros de la Iglesia. Por el Bautismo somos lavados del pecado original, morimos a todo peca­do y nacemos a una Vida nueva. 

 

56. ¿Qué hace en nosotros el sacramento de la Confirmación?

-              Por la Confirmación, los bautizados recibimos más plena­mente al Espíritu Santo, nos unimos más a Jesucristo y a su Iglesia y somos enviados a anunciar el Evangelio.

 

57. ¿Qué es pecar?

-              Pecar es decir «no» al amor de Dios, desobedeciendo sus Mandamientos.

58. ¿Qué consecuencias tiene el pecado?

-              El pecado rompe o debilita nuestra relación con Dios, hace daño a los demás y a nosotros mismos.

 

59. ¿Por qué los cristianos no nos desanimamos a pesar de haber pecado?

-              Porque Dios Padre está siempre dispuesto a perdonarnos, pues es misericordioso y conoce nuestro corazón.

 

60. ¿Qué hace en nosotros el sacramento de la Penitencia?

-              Por el sacramento de la Penitencia, la Iglesia, en nombre de Jesús, perdona nuestros pecados y nos reconcilia con Dios y con los hombres.

 

61. ¿Por qué los cristianos celebramos el domingo?

-              Porque el domingo es el día del Señor. Convocados por Dios Padre, celebramos la Eucaristía. Los cristianos no podemos vivir sin el domingo.

 

62. ¿Qué celebra la Iglesia en la Eucaristía?

-              En la Eucaristía la Iglesia celebra el memorial de la Pascua de Cristo, la actualización y ofrenda sacramental de su único Sacrificio en la Cruz.

 

63. ¿Cómo participamos los cristianos en la Eucaristía?

-                                  En la Eucaristía, los cristianos escuchamos la Palabra, damos gracias a Dios Padre y nos ofrecemos a Él con su Hijo Jesucristo. En la Comunión recibimos a Jesús como alimento de Vida eterna que nos une a todos como hermanos.

 

64. ¿Está Jesús realmente presente en la Eucaristía?

-              Sí, por la acción del Espíritu Santo, Jesús está realmente presente en la Eucaristía: lo que parece pan y vino es el Cuerpo y la Sangre del Señor

 

65. ¿A qué nos invita el sacerdote cuando dice: «podéis ir en paz

-              El sacerdote nos envía a compartir la fe, la paz y todo lo nuestro con los hombres.

 

66. ¿Qué hace en nosotros la Eucaristía?

-              La Eucaristía nos une más a Cristo y a la Iglesia, fortalece nuestra vida cristiana y nos hace crecer en el amor al prójimo.

 

67. ¿Quiénes presiden la Eucaristía?

-              La Eucaristía la presiden los obispos y los presbíteros como representantes de Cristo.

68.¿Qué es la Unción de enfermos?

La Unción de enfermos es el Sacramento que nos fortalece en la enfermedad y ayuda a los que están en peligro de muerte, uniendo su sufrimiento al sufrimiento de Cristo.

 

69.¿Qué es el sacramento del Orden sacerdotal?

-              Es el Sacramento por el que algunos bautizados son con­sagrados para ser ministros en la Iglesia y continuar la misión que Cristo dio a los Apóstoles.

 

70. ¿Qué es el sacramento del Matrimonio?

-              Es el Sacramento que santifica la unión del hombre y de la mujer del que nace la familia cristiana como comunidad de vida y amor.

 

 

 

 


LA VIDA EN CRISTO

El cristiano está llamado a vivir y crecer hasta la medida de Cristo Jesús respondiendo al proyecto de amor que Dios Padre tiene sobre todos los hombres.

Este proyecto de amor se expresa en los Mandamientos, que se resumen en el amor a Dios y al prójimo, tal como Jesús nos ha enseñado.

Hoy, como siempre, la Iglesia nos invita a seguir a Jesús según los Mandamientos de Dios con la ayuda del Espíritu Santo, que nos da la fuerza para cumplirlos con generosidad, alegría y libertad.

71. ¿Los cristianos podemos seguir a Jesús?

-              Sí, podemos seguir a Jesús gracias al Espíritu Santo que vive en nosotros y nos ayuda a conocer lo bueno y lo malo. Es el Espíritu quien nos da la fuerza para obrar el bien.

 

72. ¿Por qué podemos elegir entre el bien y el mal?

-              Podemos elegir entre el bien y el mal porque Dios nos ha hecho libres y nos da su gracia para hacer el bien y evitar el mal.

 

73. ¿Cuál es el mayor obstáculo para seguir a Jesús?

-              El mayor obstáculo para seguir a Jesús es olvidarnos de Él y de sus mandatos en la vida diaria.

 

74. ¿Cómo seguir a Jesús?

-              Seguimos a Jesús cumpliendo la voluntad de Dios, mani­festada en los Diez Mandamientos, tal y como los vivió y nos los enseñó Jesús y nos ha transmitido la Iglesia.

 

75. ¿Qué nos enseñan los Diez Mandamientos?

-              Los Diez Mandamientos nos enseñan el camino para llegar a Dios y así ser felices y hacer felices a los demás. 

 

76. ¿Qué nos enseñó Jesús sobre los Mandamientos?

-              Jesús nos enseñó a no separar nunca el amor a Dios del amor a nuestros hermanos.

 

77. ¿Cuál es el Mandamiento Nuevo de Jesús?

-              El Mandamiento Nuevo de Jesús es este: «Amaos unos a otros como yo os he amado».

 

78. ¿Cuál es la novedad de este Mandamiento?

-              La novedad de este Mandamiento es que Jesús nos llama a amar a todos hasta dar la vida, incluso por nuestros ene­migos, como Él hizo.


LA ORACIÓN CRISTIANA

La oración es la relación viva y personal de los hombres con Dios Padre, con su Hijo Jesucristo con el Espíritu Santo.

Jesús nos enseñó la oración más importante: Padrenuestro. La Virgen María reconoció las obra grandes que Dios hizo en Ella, por eso oraba alababa al Señor.

En la comunidad cristiana aprendemos a escuchar. a Dios, a agradecerle los dones que nos da, a acoger su voluntad, a pedirle en nuestra necesidad, a vivir en su presencia. La familia cristiana es el primer lugar de educación en la oración.

 

79. ¿Qué es orar?

-                                                 Orar es hablar con Dios Padre, que siempre nos ama y escucha. Al orar respondemos a Dios como hijos suyos

 

80. ¿Cómo oraba Jesús?

-                      Jesús oraba con confianza pues Él conocía mejor nadie a Dios, su Padre.

 

81. ¿Podemos atrevernos a hablar con Dios nuestro Padre?

-                      Sí, podemos atrevernos a hablar con Dios, nuestro Padre porque Jesús mismo nos lo mandó y para eso nos enseñó el Padrenuestro.

 

82. ¿Cuál es la petición que orienta la oración del Padrenuestro?

-                      La petición que orienta todo el Padrenuestro es esta «Venga a nosotros tu Reino».

83. ¿De qué manera podemos hablar con Dios Padre en la oración?

-                      En la oración podemos dar gracias a Dios, pedirle ayuda, alabarlo, ofrecernos, estando en silencio delante de adorándolo.

 

84. ¿Es posible orar en todo momento?

-              Sí, es posible orar en todo momento pues el Señor está siempre presente en todos los acontecimientos de nuestra vida.

 

85. ¿Quién puede enseñarnos a orar?

-              Aprendemos a orar especialmente en familia, en la cate­quesis, en comunidad con otros cristianos y en el silencio de nuestro corazón.

 

86. ¿Cuáles son los lugares favorables para la oración?

-              Se puede orar en cualquier sitio, pero el templo es el lugar propio de la oración de la Iglesia.

 

 

LA PROFESIÓN DE FE

 

El símbolo de los apóstoles

Creo en Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo su único Hijo Nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo.

Nació de Santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre, todopoderoso.
Desde allí va a venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia católica
la comunión de los santos, el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén

 

El símbolo Niceno

Creo en un solo Dios,
Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios,
Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros lo hombres,
y por nuestra salvación
bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.

Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.
Amén.

 

LA CELEBRACIÓN DEL MISTERIO CRISTIANO

 

Los siete sacramentos

  1. 1.      El Bautismo
  2. 2.      La Confirmación
  3. 3.      La Eucaristía
  4. 4.      La Penitencia o reconciliación
  5. 5.      La Unción de los enfermos
  6. 6.      El Orden sacerdotal
  7. 7.      El Matrimonio

 

 

LA VIDA EN CRISTO

 

El mandamiento nuevo de Jesús

<<Amaos unos  a otros como yo os he amado>>

 

Las Bienaventuranzas

Bienaventurados los pobres de espíritu: porque de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados los mansos: porque ellos poseerán la tierra.
Bienaventurados los que lloran: porque ellos serán consolados.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia: porque ellos serán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos: porque ellos obtendrán misericordia.
Bienaventurados los limpios de corazón: porque ellos verán a Dios. (Versículo 8)
Bienaventurados los pacíficos: porque ellos serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados los que sufren persecución por la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos.

 

Las virtudes cardinales

Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza

 

Las tres virtudes teologales

  1. 1.      La Fe
  2. 2.      La Esperanza
  3. 3.      La Caridad

 

 

Los diez mandamientos

El primero, amarás a Dios sobre todas las cosas.

El segundo, no tomarás el nombre de Dios en vano.

El tercero, santificarás las fiestas.

El cuarto, honrarás a tu padre y a tu madre.

El quinto, no matarás.

El sexto, no cometerás actos impuros.

El séptimo, no hurtarás.

El octavo, no dirás falso testimonio ni mentirás.

El noveno, no consentirás pensamientos ni deseos impuros.

El décimo, no codiciarás los bienes ajenos.

Estos diez mandamientos se resumen en dos:

Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo.

 

 

Los cinco mandamientos de la Santa Madre Iglesia

El primero, oír Misa entera todos los domingos y fiestas de precepto.

El segundo, confesar los pecados mortales al menos una vez al año, en peligro de muerte y si se ha de comulgar.

El tercero, comulgar al menos por Pascua de Resurrección.

El cuarto, ayunar y no comer carne cuando lo mande la Santa Madre Iglesia.

El quinto, ayudar a la Iglesia en sus necesidades.

 

 

LA ORACIÓN CRISTIANA

 

La oración del Señor: el Padrenuestro

Padre nuestro,
que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén.

 

La señal de la Santa Cruz

Por la señal de la santa cruz +
de nuestros enemigos +
líbranos, Señor, Dios nuestro +
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo + . Amén

 

Gloria

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo

como era en el principio, hora y siempre,

por los siglos de los siglos. Amén.

 

Oración al Espíritu Santo

 

Ven,  Espíritu Santo,

Ilumina nuestros corazones

y llénalos con el fuego de tu amor.

 

Avemaría

 Dios te salve María
llena eres de gracia
el Señor es contigo;
bendita tú eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la ahora
de nuestra muerte. Amén

 

 

El Ángelus

El ángel del Señor anunció a María.
Respuesta: Yconcibió por obra y gracia del Espíritu Santo.

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. (Respuesta) Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

He aquí la esclava del Señor.
Respuesta: Hágase en mí según tu palabra. Dios te salve María…

... Santa María, Madre de Dios ...

Y el Verbo de Dios se hizo carne.
Respuesta: Y habitó entre nosotros. Dios te salve María ,

... Santa María, Madre de Dios ...

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
Respuesta: Para que seamos dignos de alcanzar las promesas y gracias de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Oración:
Infunde, Señor tu amor en nuestros corazones para que cuantos, por el anuncio del ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo Nuestro Señor Jesucristo, por los méritos de su pasión y su cruz lleguemos a la gloria de su resurrección.
Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reina del Cielo

Reina del Cielo , alégrate

Respuesta: ¡Aleluya!
porque el Señor a quien mereciste llevar,

Respuesta: ¡Aleluya!
resucitó, según su palabra

Respuesta: ¡Aleluya!
Ruega al Señor por nosotros a Dios

Respuesta: ¡Aleluya!
 Gozate y alégrate, Virgen María ¡aleluya!

Respuesta: Porque verdaderamente ha resucitado el Señor ¡aleluya!

Oremos:
Oh, Dios, que mediante la resurrección de tu hijo,
nuestro Señor Jesucristo,te dignaste alegrar al mundo:
concédenos, te rogamos, que por intercesión de su madre, la Virgen María,
alcancemos los gozos de la vida eterna.
Por Jesucristo tu Hijo que contigo
vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

 

La Salve

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra.

Dios te salve.

A Tí clamamos los desterrados hijos de Eva,
a Tí suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.

Ea, pues, Señora Abogada Nuestra,
vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos,
y después de este destierro, muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.

Oh, clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén

 

 

 

Bendita sea tu Pureza

Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza.
A ti, celestial princesa,
Virgen y Madre María
yo te ofrezco en este día
alma, vida y corazón.
Mírame con compasión,
no me dejes, Madre mía. Amén

La pequeña consagración

¡Oh Señora mía,
oh Madre mía!
Yo me ofrezco todo a ti,
y en prueba de mi filial afecto
te consagro en este día
mis ojos, mis oídos.
mi lengua, mi corazón:
en una palabra, todo mi ser.
Ya que soy todo tuyo.
oh Madre de bondad,
guárdame y defiéndeme
como cosa y posesión tuya. Amén.

 

Oración al Ángel de la Guarda

Ángel de la guarda, dulce compañía,

no me desampares ni de noche ni de día

no me dejes solo que yo me perdería.

 

 

 

Descarga
Catecismo Jesús es el Señor.docx
Documento Microsoft Word 36.5 KB